Mecanismos de extinción de incendios

Los incendios se componen de cuatro componentes básicos: Combustible, Comburente, Energía de activación y Reacción en cadena. Si eliminamos uno de los 4 elementos conseguiremos la extinción del incendio. Dependiendo del elemento que pretendamos eliminar surgirán distintos mecanismos para sofocar el fuego:

Dilución: Eliminar el elemento combustible.

Sofocación: Eliminar el oxígeno (comburente), o impedir que los gases que desprenden los materiales entren en contacto directo con el oxígeno del aire. Un ejemplo puede ser una sartén ardiendo, si tapamos con una tapadera el fuego se detiene. En este sentido conviene tener una manta ignífuga ya que nos permite apagar pequeños incendios muy Rápidamente.

Enfriamiento: Esté método de extinción se basa en bajar la temperatura hasta que el material que arde deja de emitir vapores y por tanto el fuego se sofoca. Para ello debemos usar un medio extintor que sea capaz de enfriar muy rápido. El ejemplo más claro de este caso es cuando apagamos un fuego con agua.

Inhibición: Aquí se apaga el incendio rompiendo la reacción en cadena. Se trata de que no se trasmita calor de unos elementos a otros. En este caso se apagaría el incendio por medio de compuestos químicos que reaccionan con los vapores del fuego, como es el caso de halones.

Share

Causas más frecuentes de los incendios

Para una correcta prevención de incendios es necesario conocer las causas más comunes del fuego. Hay infinidad de causas pero vamos a enumerar las más habituales. Conociendo las causas podemos protegernos del fuego simplemente evitándolas.

Causas habituales de incendio:

Naturaleza: la propia naturaleza es el causante de un buen número de incendios forestales. Si encima la ayudamos más probabilidades de incendio, por ejemplo dejar cristales en el campo puede causar efecto lupa y provocar un incendio, otra son rayos, volcanes.

En incendios forestales causas humanas: estas son desde una mala vigilancia de los montes hasta un fuego para asar chuletas pasando por dejar basura en el campo, tirar colillas encendidas, uso de equipos en terrenos forestales (radiales, soldaduras)

Electricidad: Es la causante de muchísimos incendios debido a sobrecargas, cortocircuitos, etc. Nuestras instalaciones eléctricas deben estar siempre en perfecto estado y con los fusibles que corresponda (no se debe “puentear” fusibles ni limitadores).

Aparatos de llama en los hogares: chimeneas, estufas, braseros.

Gases inflamables: los gases inflamables, como su nombre indica, pueden explotar al mezclarse con el aire.

Líquidos inflamables: Estos líquidos son los que desprenden gases inflamables y como en el caso anterior puedes llegar a producir una explosión y por tanto un incendio

Electricidad estática: puede llegar a provocar un incendio porque al frotar dos elementos se produce electricidad estática si en ese frotamiento aparecen además chispas la mezcla de ambas cosas provocan el fuego. En estos casos es importantísimo usar tomas de tierra para evitar dicha electricidad.

Share

Tipos de fuego

Los tipos de fuego se clasifican en función del material combustible. El conocer el tipo de fuego al que nos enfrentamos es clave para conseguir su extinción, pues el agente extintor será distinto. Los extintores que deberemos usar son distintos en un incendio de un tipo u otro. Una correcta prevención de incendios debe tener en cuenta el tipo de fuego que puede producirse para instalar los sitemas contra incendios indicados.

Por ejemplo no podemos usar agua para un incendio de gasolina o aceites, o no es aconsejable un extintor de CO2 para un incendio de combustibles sólidos (madera o plásticos).

Tipos de fuego principales:

Fuegos de clase A: Los fuegos cuyo combustible son sólidos. Como característica principal son los fuegos que producen brasas incandescentes como madera, papel, carbón, etc.

Fuegos de clase B: El combustible principal son líquidos o sólidos que se licuan. Este tipo de fuego arde en la superficie del líquido inflamable, que es la parte en contacto con el oxígeno del aire. Estos combustibles son aceites, gasolinas, petróleo, pinturas, etc.

Fuegos de clase C: El combustible en este caso son gases como el gas ciudad, el butano, propano, etc.

Fuegos de clase D: Lo que arde en este caso son metales. Algunos metales tienen la propiedad de arde como magnesio, sodio, aluminio en polvo. Otros arden si se encuentran en polvo o virutas. Estos fuegos son infrecuentes pero en caso de producirse debe estudiarse bien como extinguirlos por profesionales.

Esos cuatro son los tipos principales, pero se otorga la letra K a un tipo de fuego de aceites y grasas especial. Es un fuego de tipo B pero con gran cantidad de aceites y grasa y en algunos casos se le llama fuego tipo K.

A todos los tipos de fuego hay que sumarles a la hora de extinguirlos la probabilidad de riesgo eléctrico. Es un factor a tener muy en cuenta pues el riesgo sería mucho mayor. Lo primero sería desconectar la electricidad. Si hay aparatos eléctricos, electrodomésticos, etc hay que tenerlo presente.

Temas relacionados que pueden interesarte: Tipos de fuego, Tipos de extintores, Tipos de incendios, tipos de combustión

Share

Química del fuego: Resultado de la combustión

Cuando se produce el incendio o combustión se obtienen cuatro elementos principales como resultado de esa combustión: la llama, el humo, el calor y gases.

Es importante tenerlos en cuenta para saber unas medidas se seguridad básicas contra incendios. El humo y los gases en la mayoría de las ocasiones causan más muertes que las llamas o al calor.

HUMO: El humo son partículas visibles producidas por la incompleta combustión, llegando a impedir según su densidad el paso de luz. Lo más peligroso del humo es que daña el aparato respiratorio muy rápidamente, es por eso que hay que intentar escapar de él siempre. Además provoca irritación en los ojos y tos. El color del humo varía en función del material del incendio, sus colores principales son:

–         Gris pálido o blanco: el fuego arde sin problemas, libremente

–         De gris oscuro a negro: suele indicar falta de oxígeno en el fuego y un fuego muy caliente

–         Violeta, rojo o amarillo: este tipo de colores suele indicar presencia de gases tóxicos en el incendio.

LLAMA: La llama propiamente dicha es un gas incandescente. La llama es el resultado del fuego en una combustión en un llamaambiente rico en oxígeno (el aire) y se caracteriza por su luminosidad y por ser el elemento destructivo de la combustión.

Al ser la llama un gas en el caso de un incendio producido por gases es el mismo gas el que entra en una fase incandescente muy destructiva. En el caso de combustibles líquidos estos se volatilizan debido al calor y se produce la llama. Si el combustible es sólido el gas se produce por descomposición en elementos volátiles para producirse la llama.

CALOR: Este es un factor importantísimo en la prevención de incendios. El calor, aunque mucha gente lo desconozca, es el culpable de muchos incendios. El calor es capaz de transformar materiales líquidos y sólidos en gas con el posterior incendio. El calor también puede ser en si mismo una energía de activación para iniciar un fuego. Entender como actúa y se transmite el calor es clave ya que es la cuusa directa de los incendios y de la expansión de los mismos. Para poder analizar el calor debemos explicar las diferentes formas de como se transmite el calor:

  • Conducción: es el calor que se trasmite de un punto a otro por contacto directo. Si ponemos una cacerola en el fuego el calor se lo aplicamos en la base pero al poco tiempo por conducción también estará caliente la parte superior.
  • Convección: es la transmisión de calor por medio del aire. El aire caliente se mueve al pesar menos que el aire frío. Un ejemplo claro puede ser un edificio en llamas, el fuego normalmente irá hacia las plantas superiores por culpa de la convección. Es importante conocer esto para saber por donde atacar un incendio. En el caso de un incendio forestas el viento traslada el fuego por convección.
  • Radiación: paso de calor de una cuerpo a otro sin estar en contacto directo, dos cuerpos separados por un espacio. El ejemplo universal puede ser el Sol, si un día caluroso cogemos una piedra negra puesta al sol posiblemente queme, el Sol le ha pasado calor por Radiación. Es importante conocer que objetos o materiales pueden absorber esta radiación para elegir la forma adecuada de atacar un incendio.
  • Contacto con la llama: cualquier combustible en contacto con una llama es capaz de arder. Si acercamos un papel a la llama de una cerilla el papel arde.

GASES: Son uno de los elementos más peligrosos del incendio, los gases son el resultado de la combustión y en la mayoría de las ocasiones son tóxicos para el cuerpo humano. Los gases más comunes en los incendios:

  • Monóxido de carbono: su mayor peligro es que es inodoro e incoloro, impide a la sangre transportar correctamente oxígeno por el cuerpo y puede ser mortal.
  • Dióxido de carbono: en sí mismo no es venenoso, el peligro es que el CO2 desplace al oxígeno pudiendo provocar la muerte por asfixia. Este gas también es usado para extinguir incendios, pues al desplazar al oxígeno se elimina el comburente y se extingue el fuego.
  • Cianuro de hidrógeno: aparece cuando en el incendio hay combustibles que tienen hidrógeno, lanas y prendas textiles sintéticas.
  • Ácido clorhídrico: aparece en fuegos donde hay materiales plásticos como el PVC.

Share

Tipos de combustión, química del fuego

Antres de describir los tipos de combustión recordemos un artículo anterior explicando qué es la combustión: Combustibles, comburentes y energía de activación, la combustión es un proceso químico mediante el cual un combustible a través de un comburente y por medio de una energía de activación inicia un proceso de oxidación con desprendimiento de calor, llamada reacción exotérmica.

En el proceso de combustión los combustibles sólidos se descomponen por la elevada temperatura hasta llegar a un estado de formación de gases que pueden ser oxidados, y por tanto aparece el fuego.

En el caso de combustibles líquidos pasan a estado de gas y a continuación se inicia el fuego o incendio.

TIPOS DE COMBUSTIÓN

Combustiones lentas: Se caracterizan por la poca emisión de calor y no emiten luz. Son típicas en lugares donde hay poco oxígeno (comburente), o cuando el combustible es muy compacto. Ejemplos de este tipo de combustión pueden ser lugares cerrados como sótanos, lugares sin ventilación donde el mismo humo hace que disminuya el oxígeno. El gran peligro de estos incendios es que si entra oxígeno el incendio sufrirá una rápida aceleración e incluso explosión. Si hay un incendio así hay que intentar evitar que entre aire limpio. Si abrimos puertas o ventanas de golpe un incendio que estaba en principio controlado puede en segundo ser un incendio incontrolable.

Combustiones rápidas: Son las que desprenden luz y calor. Un incendio de los que todos hemos visto. Un incendio forestal sería un buen ejemplo.

Si la combustión es muy rápida es cuando aparecen las explosiones. Dentro de las explosiones hay dos tipos:

Las deflagraciones que es cuando la propagación de las llamas es menor a la velocidad del sonido

Las detonaciones cuando la propagación del frente de fuego supera la velocidad del sonido.

Temas relacionados que pueden interesarte: Tipos de fuego, Tipos de extintores, Tipos de incendios, tipos de combustión

Share

Química del Fuego: Combustibles, comburentes y energía de activación

Para una correcta protección contra incendios se hace necesario conocer los distintos elementos del fuego para lograr así correcta seguridad contra incendios. Para que el fuego de produzca deben coexistir tres elementos esenciales: Combustible, un comburente y una energía para activar el fuego. Sin la existencia de uno de estos tres elementos no hay fuego. Por eso conocerlos es clave para prevenir incendios y para luchar contra ellos cuando se producen.

Combustible: Es cualquier material que en presencia de oxígeno y aplicándole una energía de activación es capaz de arder. En resumen cualquier tipo de elemento que pueda arder. Los combustibles según su categoría podemos dividirlos en:

  • Combustibles sólidos: Carbón, madera, plástico, papel, etc.
  • Combustibles líquidos: suelen ser materiales procedentes del petróleo como gasolinas, aceites y otros como alcohol, aceites vegetales, barnices, disolventes, etc.
  • Combustibles gaseosos: Los gases inflamables que todos conocemos como el butano, gas natural, propano, hidrógeno, etc.

Comburente: En la sustancia que permite que el combustible pueda arder. Hay varios comburentes pero el más normal es el oxígeno. En casi la totalidad de incendios el comburente normal es el oxigeno que esté presente en el aire en un 21%. Esto que parece obvio es importante porque en un incendio podríamos conseguir apagarlo simplemente eliminando el oxígeno.

Energía de activación: es el detonador que produce un incendio, la fuente del fuego. Es la energía necesaria para que se inicie la reacción del fuego y por tanto el incendio. Esta energía puede provenir de infinidad de acciones, objetos u otros pero lo normal son cosas como cortocircuitos, una sobrecarga eléctrica.

Conociendo los elementos del fuego sabremos que material contra incendios son apropiados para nosotros. Este material deberá servirnos para poder eliminar uno de los tres componentes del fuego, ya que eliminando tan sólo uno de ellos conseguiremos extinguir un incendio.

Share

Educación en incendios forestales, juegos para enseñarles

Una de las mejores formas de prevenir incendios en el futuro es la educación y sensibilización de los niños. Los más pequeños suelen ser sensibles a estos temas cuando se les enseña desde pequeños. Una buena educación creará buenos hábitos e incluso serán ellos mismos los que nos “regañen” si hacemos algo mal.

 La mejor forma de enseñar a los pequeños es mostrarles qué es la naturaleza, porqué es importante y cuantas cosas tenemos gracias a ella. Una vez que estén sensibilizados ya se pasaría a enseñarles conductas apropiadas para evitar riesgos de incendio.

 Es por esto que os proponemos una serie de juegos para realizar con los más pequeños y concienciarlos sobre la prevención en incendios forestales, mostrándoles que animales viven allí, que nos aportan los árboles, que son los brigadistas, etc y todo ello a través de un juego.

 A estos dos juegos se puede jugar online o bien cogerlos como idea para jugar colectivamente en las aulas o en casa y aprovechar cada fase para explicarles la importancia de proteger el medio natural y explicar como prevenir los incendios.

 El primer juego se trata de crear un superhéroe para luchar contra el fuego, para crear ese héroe antes tienen que informarse sobre incendios forestales y especies de animales y sus características para elegir bien las partes que debe tener su personaje.

 El segundo juego es un juego de parejas tradicional, pero deben unirse parejas relacionadas y cuando se logra una pareja se pasa a explicar su relación en la naturaleza y el porqué debemos protegerla.

 Aquí para acceder al juego de incendios forestales superhéroe

 Aquí para acceder al juego sensibilizaciín incendios de parejas

Esperemos que con estas actividades podamos servir de ayuda a evitar algún fuego y para dar ideas a padres y educadores a enseñar a los más pequeños a evitar incendios forestales.

Material para docentes: Para docentes y educadores os dejamos un material didáctico editado por el ministerio de medio ambiente. El primero es un manual técnico sobre incendios forestales para que el docente tenga toda la información del tema a tratar, con datos, estadísticas, terminología y mucho más.

El segundo es una manual didactico para ayudar al docente a enseñar en prevención de incendios, empezando por mostrar a los alumnos que es la naturaleza y terminando como enseñarles a que no se produzca fuego en ellas.

Acceder al manual tecnico en prevención de incendios forestales

Acceder al manual didactico para prevenir incendios en la naturaleza

Share

Como actuar frente a un incendio forestal

Conocer unas cuantas normas para saber que hacer en caso de incendio puede salvar nuestra vida. Los incendios en el monte son un gran desconocido para la mayoría de las personas y muchas veces no sabemos como actuar frente al fuego.

Este tipo de incendios son muy peligrosos porque el comportamiento del fuego en estas circunstancias es cambiante y esto hace que muchas veces ante el desconocimiento y el pánico se produzcan muertes que podrían evitarse.

Normas básicas de actuación en caso de incendio forestal:

–         Si ves un incendio, conato de incendio o un humo sospechoso en zonas rurales, boscosas o de monte llama inmediatamente al 112 de emergencias (puedes llamar incluso sin cobertura de tu operador) o al 062 de la Guardia Civil. No pienses que seguro que alguien ya ha llamado pues si todos hacemos eso no llamaría nadie. Es mejor que el 112 reciba 100 llamadas a que no reciba ninguna.

–         Si el fuego te sorprende busca rápidamente zonas de claros en el bosque desprovistas de árboles donde el fuego no pueda alcanzarte.

–         Nunca dirigirse hacia hondonadas, barrancos ni intentar escapar hacia arriba de las laderas ya que el fuego asciende muy rápido.

–         Intentar escapar siempre en la dirección contraria al viento ya que el incendio siempre avanzará siempre más despacio en esa dirección.

–         Una zona segura suele ser una zona ya quemada aunque siempre con las mayores precauciones. Estas zonas ya han sido destruidas por el fuego y por tanto no volverán a arder.

–         Si hay humo recuerda taparte las vías respiratorias con un tejido húmedo, por ejemplo una camiseta mojada, si no tienes líquido para humedecerla siempre puede usarse la propia orina.

–         Si las autoridades te requieren para colaborar en un incendio tienes la obligación legal de hacerlo.

–         Si colaboras en la extinción de un incendio recuerda que jamás debes trabajar aisladamente, siempre debes estar acompañado y coordinado. Seguir la regla de ver a los demás y ser visto, jamás puede estar una persona sola.

Share

Prevención de incendios forestales

Los incendios forestales suponen la mayor catástrofe medioambiental en España en las últimas décadas. Evitarlos y prevenirlos es trabajo de todos, desde administraciones, educadores, residentes en zonas rurales y visitantes de estas zonas.

Los ámbitos de actuación en prevención del fuego es amplio. Las administraciones y el Estado son los que deben legislar al respecto, mantener limpios los montes, realizar las acciones necesarias para evitar el fuego (cortafuegos, limpieza, desbrozado, caminos, etc).

Nosotros aquí hablamos de prevención desde el punto de vista civil y de las normas básicas que debe cumplir cualquier persona para evitar el fuego.

Consejos básicos de prevención de incendios forestales:

–         No arrojar nunca al suelo cerillas, colillas, cigarros. Tampoco deben arrojarse desde el coche (además es sancionable). Pero lo ideal para evitar cualquier tipo de riesgo es no fumar en el campo.

–         No dejar basura nunca en el campo. La basura está formada por papeles, plásticos y otros productos que pueden servir como acelerador de un incendio. Lo más peligroso son los cristales ya que pueden hacer de lupa y ser la causa directa del fuego.

–         Nunca se debe hacer fuego en el campo. Y en las zonas habilitadas para ello sólo en la época de bajo riesgo de incendios. Desde mayo hasta noviembre no debe hacerse fuego ni en las zonas habilitadas.

–         En terrenos forestales se debe evitar usar herramientas que usan gasolina o desprenden chispas como motosierras, grupos de soldadura, radiales, etc.

–         Si tiene una casa en una zona boscosa no deben usarse setos de especies que ardan con facilidad. En caso de incendio estos setos pueden ser la pequeña diferencia que haga que su casa se salve o no del incendio. La basura y los deshechos de la poda deben depositarse en los contenedores existentes para ello, amontonar este material puede provocar un incendio. No instalar las barbacoas en los límites de la finca y no usarla los días de viento, para mayor seguridad si tiene una barbacoa es conveniente tener algún extintor para evitar accidentes. Hoy en día se pueden comprar los extintores por internet el coste es de poco más de 10 euros. En nuestra web puede ver varias empresas donde comprar extintores.

–         En verano, que es cuando mayor riesgo de incendio existe, no se adentre en zonas boscosas si no las conoce. Si va a hacer senderismo o excursiones no salga de los caminos. Este consejo puede salvar su vida en caso de incendio, ya que si no conoce el terreno podría meterse en la “boca del lobo” si hay fuego.

–         Si encuentras vertederos o vertidos ilegales en zonas forestales avisa a las autoridades ya que esto suele ser motivo de incendio.

–         Durante el verano los coches o vehículos todo-terreno pueden ocasionar accidentalmente incendios. Si conducimos “campo a través” el tubo de escape en contacto con hierbas matorrales secos podrían originar un fuego. Por esto en verano no debe salir con el vehículo de los caminos señalizados y siempre aparcar el coche en una zona despejada de hierbas y matorrales.

Lea también: Como actuar frente a un incendio forestal

Share

Legislación en protección y prevención de incendios

La legislación Española referente a la protección de incendios es un conjunto de normas divididas en leyes, resoluciones, circulares, enmiendas, decretos y órdenes a las que debemos sumar las legislaciones autonómicas que existen al respecto.

La actual legislación aunque en principio parece compleja luego no lo es tanto porque cada ley o decreto hace referencia a un ámbito de actuación. La Ley de ordenación de edificación y el código técnico de edificación en lo referente a protección contra incendios es de aplicación para los Arquitectos, y son las llamadas medidas de seguridad pasivas que se encargan de regular anchura de pasillos, distancias máximas a recorrer hasta un punto seguro, etc.

Así encontraremos leyes para la industria, para otros establecimientos, etc. Según sea nuestro caso nos regiremos por una u otra norma. A continuación enumeramos las distintas normas en protección contra incendios que vigentes en la actualidad descargables en versión pdf para que cada usuario pueda descargar la que proceda.

En posteriores artículos explicaremos las leyes que afectan a las medidas de seguridad activas contra incendios, al menos las partes que tenemos que saber para cumplir con la legalidad vigente.

Leyes:

Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de ordenación de la edificación. (BOE núm. 266 de 6 de noviembre de 1999)

Circulares:

Circular de 10 de abril de 1980 de la Dirección General de Empresas y Actividades Turísticas aclaratoria sobre prevención de incendios en establecimientos turísticos.(BOE núm. 109 de 6 de mayo de 1980)

Decretos:

Real Decreto 1468/2008 del Ministerio del Interior, de 5 de septiembre, por el que se modifica el Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la norma básica de autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia (BOE núm. 239 de 3 de Octubre de 2008)

Corrección de errores del Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de Edificación (BOE núm 22 de 25 de enero de 2008)

Real Decreto 393/2007 del Ministerio del Interior de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia (BOE núm 72 de 24 de Marzo de 2007)

Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, del  Ministerio de la Vivienda por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación (BOE num. 74 de 28 de marzo de 2006)

Real Decreto 312/2005, de 18 de marzo, del Ministerio de la Presidencia, por el que se aprueba la clasificación de los productos de construcción y de los elementos constructivos en función de sus propiedades de reacción y de resistencia frente al fuego (BOE núm.79 de 2 de abril de 2005)

Corrección de errores y erratas del Real Decreto 2267/2004, 3 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales (BOE núm. 55 de 5 de marzo de 2005)

Real Decreto 2267/2004, de 3 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales (BOE núm.303 de 17 de diciembre de 2004)

Real Decreto 1218/2002, de 22 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 1751/1998, de 31 de julio, por el que se aprobó el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios y sus Instrucciones Técnicas Complementarias y se crea la Comisión Asesora para las Instalaciones Térmicas de los Edificios. (BOE núm. 289 de 3 de diciembre de 2002)

Real Decreto 997/2002, de Ministerio de Fomento, de 27 de septiembre, por el que se aprueba la norma de construcción sismorresistente: parte general y edificación (NCSR-02) (BOE núm.244 de 11 de octubre de 2002)

Real Decreto 786/2001, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad contra incendios en los establecimientos industriales. ANULADO POR LA SENTENCIA 27 DE OCTUBRE DE 2003 DE LA SALA TERCERA DEL TRIBUNAL SUPREMO.

Real Decreto 2177/1996, de 4 de octubre, NBE-CPI-96 Norma Básica de la Edificación y Condiciones de Protección contra Incendios en los edificios. (BOE núm. 261 de 24 de octubre de 1996)

Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios.(BOE núm. 298 de 14 de diciembre de 1993)

Corrección de Errores del Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios.(BOE núm. 109 de 7 de mayo de 1993)

Real Decreto 279/1991, de 1 de marzo, por el que se aprueba la norma básica de la edificación “NBE-CPI/91: Condiciones de protección contra incendios en los edificios.” (Derogado a excepción del art. 2 por el Real Decreto 2177/1996, de 4 de octubre).(BOE de 21 de noviembre de 1991)

Normas autonómicas:

Andalucía: Orden de la Consejería de Medio Ambiente de 18 de mayo de 2007 por la que se establecen limitaciones de usos y actividades en terrenos forestales y zonas de influencia forestal del 1 de junio al 15 de octubre de 2007 (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía núm. 105 de 29 de mayo de 2007)

Aragón: Orden de 25 de noviembre de 2005, del Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, por la que se regula el procedimiento de acreditación del cumplimiento de las condiciones de seguridad industrial de las instalaciones de protección contra incendios y por la que se modifican los requisitos para la autorización de empresas de esta especialidad (Boletín Oficial de Aragón de 23 de diciembre de 2005)

Ordenanza Municipal de Protección Contra Incendios de Zaragoza. (Boletín Oficial de Aragón núm. 241 de 20 de octubre de 1998)

Madrid: Orden 3619/2005, de 24 de junio, de la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica, por la que se establece el procedimiento para el Registro de Instalaciones de Prevención y Extinción contra Incendios (Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid de 22 de septiembre de 2005)

Ordenanza de 28 de junio de 1993, de prevención de incendios  del Ayuntamiento de Madrid (Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid de 4 de agosto 1993). (Vigente excepto aquellos preceptos que contradigan al Reglamento de Prevención de Incendios, Decreto 31/2003)

Galicia: Ley 3/2007, de la Xunta de Galicia, de 9 de abril de 2007, de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (BOE núm 119 de 18 de mayo de 2007)

Canarias: Decreto 16/2009 de la Consejería de Industria, Comercio y Turismo de Canarias, de 3 de febrero, por el que se aprueban Normas sobre documentación, tramitación y prescripciones técnicas relativas a las instalaciones, aparatos y sistemas contra incendios, instaladores y mantenedores de instalaciones.(Boletín Oficial de Canarias núm 34 de 19 de febrero de 2009)

Orden de la  Consejería de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías de 25 de mayo de 2007, sobre instalaciones interiores de suministro de agua y de evacuación de aguas en los edificios (Boletín Oficial de Canarias núm. 119 de 15 de junio de 2007)

Orden de la Consejería de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías, 25 de mayo de 2007, sobre instalaciones, aparatos y sistemas contra incendios, instaladores y mantenedores de instalaciones (Boletín Oficial de Canarias núm. 119 de 15 de junio de 2007)

Decreto 132/1990, de 29 de junio, sobre medidas de seguridad y protección contra incendios en establecimientos turísticos hoteleros.

Share