Como usar un extintor correctamente

Saber utilizar un extintor correctamente conseguirá un mayor efecto contra el fuego o el incendio. Si sabemos usar un extintor la actuación contra el fuego será mucho más rápida logrando aumentar la seguridad contra incendios y la propagación del mismo. Es recomendable también conocer los tipos de extintores que encontraremos.

Por eso ponemos aquí unas recomendaciones para saber como usar los extintores.

1.- Los extintores por lo general tienen una anilla de seguridad, lo primero es estirar fuerte de la anilla de seguridad que está situada junto al asa del extintor.

2.- Situarse a unos 2 metros del fuego para poder atacarlo correctamente.

3.- Aunque la situación de fuego crea alarma y desconcierto si es necesario pararse a pensar unos segundos antes de actuar. Si vaciamos el extintor o extintores a lo loco posiblemente no consigamos a pagar el incendio y ya no tendremos más extintores.

4.- Una vez situados a 2 metros del fuego posicionar el extintor de forma vertical.

5.- Descargar el extintor apuntando hacia la base de la llama, no cometer el error de apuntar a la llama propiamente dicha. En fuego se está originando en la base, que es donde debemos actuar. Al descargar el extintor ir moviendo la manguera de izquierda a derecha para abarcar toda la base del fuego.

6.- En exteriores siempre vaciar el extintor en la misma dirección que el viento.

7.- Nunca darle la espalda al fuego mientras usamos los extintores.

8.- Si tenemos varios extintores es mucho más efectivo usarlos al mismo tiempo que de uno en uno.

9.- Aunque haya conseguido apagar el fuego vacíe completamente el extintor para evitar que el fuego se reproduzca. Dejar media carga dentro de un extintor no sirve de nada ya que ese extintor hay que recargarlo igualmente.

Share

Material contra incendios básico en los hogares

En la mayoría de los casos en las casas y hogares no existen equipos contra incendios. Esto es un error que debemos evitar. Una mínima equipación contra incendios es muy barata y puede salvarnos la vida o evitar que nuestra casa se destruya por causa de un incendio. Los materiales contra incendio que deberíamos tener en casa son un extintor, una manta ignífuga y un detector de humos. Otra opción es compralos entre la comunidad de vecinos y tenerlos instalados en los rellanos de las escaleras. Muchas veces no somos capaces de apagar un pequeño fuego que se inicia al carecer de las herramientas necesarias, y el pequeño incendio acabar por destruir totalmente una casa.

A continuación detallamos las características, precios, como usar estos aparatos y hasta donde comprar por internet este material contra incendios.

extintor 1 KgExtintor: El extintor es la herramienta básica para poder sofocar un pequeño incendio. Lo que muchas personas desconocen es que si intentamos apagar un incendio con agua en nuestros hogares corremos un grave riesgo de electrocutarnos. En cambio este riesgo lo evitamos con un extintor de polvo. Son muy efectivos y son baratos. Aquí ponemos precios y donde comprar extintores:

Extintor polvo ABC de 1 Kg. PVP: 13,64 € (apaga fuegos de tipo A.B,y C)

Extintor polvo ABC de 2 Kg. PVP: 17,48 €

Extintor polvo ABC de 3 Kg. PVP: 19,45 €

detector de humosDetectores de humo: Los detectores de humo son un aparato fundamental. En caso de que exista humo o gases en la vivienda suena la alarma y sabremos que posiblemente hay un incendio. Hay detectores de humo en el mercado autónomos (sin instalación) que funcionan con una pila de larga duración (la duración oscila entre 1 año y 10 años dependiendo del modelo) por unos 15 euros. También existen detectores conectados a la corriente eléctrica y detectores de gases domésticos como propano, butano o gas natural.

Detector de humo doméstico PVP: 15,47 €

Detector fotoeléctrico: PVP: 15,03 €

Detector para gases domésticos PVP: 20,61 €

Detector térmico: 7,67 €

manta ignífugaManta ignífuga: una manta ignífuga es una manta de fibra de vidrio que sirve para protegerse del fuego y sobre todo para apagar muy rápidamente pequeños incendios. En la cocina estas mantas son una excelente herramienta contra incendios si se inicia un fuego porque sólo echando la manta encima del fuego conseguimos apagarlo. Evitando así estropear los electrodomésticos con agua o con extintores. Es también un materias contra incendios indispensable en caso de que tengamos fuego en la ropa, basta con envolver con la manta a la persona que tiene fuego y este se apaga. La manta va dentro de una bolsa de la que cuelgan unos cordones de los que debemos estirar para sacarla fácilmente.

Manta ígníguga 120×120 PVP: 9,29 €

Todos estos productos los puedes comprar por internet aquí.

Share

Materiales para apagar incendios: agentes extintores líquidos

Los productos que se usan para apagar incendios son los llamados agentes extintores. Su forma de actuar contra el fuego por diferentes mecanismos los hemos descrito ya en artículos anteriores. Ahora describimos las propiedades de estos agentes extintores para saber cuando usarlos:

Líquidos: Agua y espuma

Agua: Es el agente más conocido, sofoca los incendios por enfriamiento. El agua absorbe el calor del fuego de forma muy rápida y se evapora. Es un agente ideal para apagar fuegos de clase A (materiales sólidos).

No debe utilizarse en fuegos de clase B (líquidos) ya que normalmente el agua es mas densa que los combustibles líquidos habituales y el combustible se situaría encima del agua sin conseguir extinguir el fuego.

Tampoco debe usarse en presencia de corriente eléctrica por su gran conductividad. El riesgo de electrocución en fuegos donde pueda existir corriente eléctrica. Antes de usar agua habría que desconectar la corriente. Por ejemplo si hay un incendio en una cocina donde hay horno, neveras, etc. no debemos usar agua sin no estamos absolutamente seguros de que no existe corriente eléctrica. Es por esto que conviene tener extintores polvo en este tipo de lugares ya que evitan el riesgo de electrocutarse. Se pueden comprar extintores por internet y su precio es más que asequible.

Espuma: La espuma es una mezcla de un producto químico con agua. La espuma apaga los incendios por sofocación aislando el combustible del oxígeno (comburente). Es cierto que la espuma también enfría y por tanto ayuda aún más a la extinción del incendio.

La espuma es apta para sofocar fuegos de clase A (sólidos) y clase B (Líquidos). Pero como en el caso anterior la espuma es conductora de electricidad y no debemos usarla en fuegos donde pueda existir corriente eléctrica.

Share

Mecanismos de extinción de incendios

Los incendios se componen de cuatro componentes básicos: Combustible, Comburente, Energía de activación y Reacción en cadena. Si eliminamos uno de los 4 elementos conseguiremos la extinción del incendio. Dependiendo del elemento que pretendamos eliminar surgirán distintos mecanismos para sofocar el fuego:

Dilución: Eliminar el elemento combustible.

Sofocación: Eliminar el oxígeno (comburente), o impedir que los gases que desprenden los materiales entren en contacto directo con el oxígeno del aire. Un ejemplo puede ser una sartén ardiendo, si tapamos con una tapadera el fuego se detiene. En este sentido conviene tener una manta ignífuga ya que nos permite apagar pequeños incendios muy Rápidamente.

Enfriamiento: Esté método de extinción se basa en bajar la temperatura hasta que el material que arde deja de emitir vapores y por tanto el fuego se sofoca. Para ello debemos usar un medio extintor que sea capaz de enfriar muy rápido. El ejemplo más claro de este caso es cuando apagamos un fuego con agua.

Inhibición: Aquí se apaga el incendio rompiendo la reacción en cadena. Se trata de que no se trasmita calor de unos elementos a otros. En este caso se apagaría el incendio por medio de compuestos químicos que reaccionan con los vapores del fuego, como es el caso de halones.

Share

Tipos de fuego

Los tipos de fuego se clasifican en función del material combustible. El conocer el tipo de fuego al que nos enfrentamos es clave para conseguir su extinción, pues el agente extintor será distinto. Los extintores que deberemos usar son distintos en un incendio de un tipo u otro. Una correcta prevención de incendios debe tener en cuenta el tipo de fuego que puede producirse para instalar los sitemas contra incendios indicados.

Por ejemplo no podemos usar agua para un incendio de gasolina o aceites, o no es aconsejable un extintor de CO2 para un incendio de combustibles sólidos (madera o plásticos).

Tipos de fuego principales:

Fuegos de clase A: Los fuegos cuyo combustible son sólidos. Como característica principal son los fuegos que producen brasas incandescentes como madera, papel, carbón, etc.

Fuegos de clase B: El combustible principal son líquidos o sólidos que se licuan. Este tipo de fuego arde en la superficie del líquido inflamable, que es la parte en contacto con el oxígeno del aire. Estos combustibles son aceites, gasolinas, petróleo, pinturas, etc.

Fuegos de clase C: El combustible en este caso son gases como el gas ciudad, el butano, propano, etc.

Fuegos de clase D: Lo que arde en este caso son metales. Algunos metales tienen la propiedad de arde como magnesio, sodio, aluminio en polvo. Otros arden si se encuentran en polvo o virutas. Estos fuegos son infrecuentes pero en caso de producirse debe estudiarse bien como extinguirlos por profesionales.

Esos cuatro son los tipos principales, pero se otorga la letra K a un tipo de fuego de aceites y grasas especial. Es un fuego de tipo B pero con gran cantidad de aceites y grasa y en algunos casos se le llama fuego tipo K.

A todos los tipos de fuego hay que sumarles a la hora de extinguirlos la probabilidad de riesgo eléctrico. Es un factor a tener muy en cuenta pues el riesgo sería mucho mayor. Lo primero sería desconectar la electricidad. Si hay aparatos eléctricos, electrodomésticos, etc hay que tenerlo presente.

Temas relacionados que pueden interesarte: Tipos de fuego, Tipos de extintores, Tipos de incendios, tipos de combustión

Share

Como actuar frente a un incendio forestal

Conocer unas cuantas normas para saber que hacer en caso de incendio puede salvar nuestra vida. Los incendios en el monte son un gran desconocido para la mayoría de las personas y muchas veces no sabemos como actuar frente al fuego.

Este tipo de incendios son muy peligrosos porque el comportamiento del fuego en estas circunstancias es cambiante y esto hace que muchas veces ante el desconocimiento y el pánico se produzcan muertes que podrían evitarse.

Normas básicas de actuación en caso de incendio forestal:

–         Si ves un incendio, conato de incendio o un humo sospechoso en zonas rurales, boscosas o de monte llama inmediatamente al 112 de emergencias (puedes llamar incluso sin cobertura de tu operador) o al 062 de la Guardia Civil. No pienses que seguro que alguien ya ha llamado pues si todos hacemos eso no llamaría nadie. Es mejor que el 112 reciba 100 llamadas a que no reciba ninguna.

–         Si el fuego te sorprende busca rápidamente zonas de claros en el bosque desprovistas de árboles donde el fuego no pueda alcanzarte.

–         Nunca dirigirse hacia hondonadas, barrancos ni intentar escapar hacia arriba de las laderas ya que el fuego asciende muy rápido.

–         Intentar escapar siempre en la dirección contraria al viento ya que el incendio siempre avanzará siempre más despacio en esa dirección.

–         Una zona segura suele ser una zona ya quemada aunque siempre con las mayores precauciones. Estas zonas ya han sido destruidas por el fuego y por tanto no volverán a arder.

–         Si hay humo recuerda taparte las vías respiratorias con un tejido húmedo, por ejemplo una camiseta mojada, si no tienes líquido para humedecerla siempre puede usarse la propia orina.

–         Si las autoridades te requieren para colaborar en un incendio tienes la obligación legal de hacerlo.

–         Si colaboras en la extinción de un incendio recuerda que jamás debes trabajar aisladamente, siempre debes estar acompañado y coordinado. Seguir la regla de ver a los demás y ser visto, jamás puede estar una persona sola.

Share

Saber actuar frente a un incendio puede salvar tú vida

Saber como actuar en caso de incendio y como usar el material disponible contra incendios puede ser clave para salvar nuestra vida y de las personas que se encuentren con nosotros en el momento del incendio.

En esta sección explicaremos como actuar si se presenta un fuego según las circunstancias. La forma de actuar dependerá del lugar de los medios que tengamos e incluso de las personas, si hay que rescatar o proteger a otras personas la forma de actuar es totalmente distinta.

Está demostrado que la mayoría de las personas que mueren en un incendio es debido a inhalación de humo y no a quemaduras. Esto significa que esas personas podrían haber salvado su vida si hubiesen conocido correctamente como comportarse ante el fuego.

Share