Mecanismos de extinción de incendios

Los incendios se componen de cuatro componentes básicos: Combustible, Comburente, Energía de activación y Reacción en cadena. Si eliminamos uno de los 4 elementos conseguiremos la extinción del incendio. Dependiendo del elemento que pretendamos eliminar surgirán distintos mecanismos para sofocar el fuego:

Dilución: Eliminar el elemento combustible.

Sofocación: Eliminar el oxígeno (comburente), o impedir que los gases que desprenden los materiales entren en contacto directo con el oxígeno del aire. Un ejemplo puede ser una sartén ardiendo, si tapamos con una tapadera el fuego se detiene. En este sentido conviene tener una manta ignífuga ya que nos permite apagar pequeños incendios muy Rápidamente.

Enfriamiento: Esté método de extinción se basa en bajar la temperatura hasta que el material que arde deja de emitir vapores y por tanto el fuego se sofoca. Para ello debemos usar un medio extintor que sea capaz de enfriar muy rápido. El ejemplo más claro de este caso es cuando apagamos un fuego con agua.

Inhibición: Aquí se apaga el incendio rompiendo la reacción en cadena. Se trata de que no se trasmita calor de unos elementos a otros. En este caso se apagaría el incendio por medio de compuestos químicos que reaccionan con los vapores del fuego, como es el caso de halones.

Share

Causas más frecuentes de los incendios

Para una correcta prevención de incendios es necesario conocer las causas más comunes del fuego. Hay infinidad de causas pero vamos a enumerar las más habituales. Conociendo las causas podemos protegernos del fuego simplemente evitándolas.

Causas habituales de incendio:

Naturaleza: la propia naturaleza es el causante de un buen número de incendios forestales. Si encima la ayudamos más probabilidades de incendio, por ejemplo dejar cristales en el campo puede causar efecto lupa y provocar un incendio, otra son rayos, volcanes.

En incendios forestales causas humanas: estas son desde una mala vigilancia de los montes hasta un fuego para asar chuletas pasando por dejar basura en el campo, tirar colillas encendidas, uso de equipos en terrenos forestales (radiales, soldaduras)

Electricidad: Es la causante de muchísimos incendios debido a sobrecargas, cortocircuitos, etc. Nuestras instalaciones eléctricas deben estar siempre en perfecto estado y con los fusibles que corresponda (no se debe “puentear” fusibles ni limitadores).

Aparatos de llama en los hogares: chimeneas, estufas, braseros.

Gases inflamables: los gases inflamables, como su nombre indica, pueden explotar al mezclarse con el aire.

Líquidos inflamables: Estos líquidos son los que desprenden gases inflamables y como en el caso anterior puedes llegar a producir una explosión y por tanto un incendio

Electricidad estática: puede llegar a provocar un incendio porque al frotar dos elementos se produce electricidad estática si en ese frotamiento aparecen además chispas la mezcla de ambas cosas provocan el fuego. En estos casos es importantísimo usar tomas de tierra para evitar dicha electricidad.

Share

Tipos de fuego

Los tipos de fuego se clasifican en función del material combustible. El conocer el tipo de fuego al que nos enfrentamos es clave para conseguir su extinción, pues el agente extintor será distinto. Los extintores que deberemos usar son distintos en un incendio de un tipo u otro. Una correcta prevención de incendios debe tener en cuenta el tipo de fuego que puede producirse para instalar los sitemas contra incendios indicados.

Por ejemplo no podemos usar agua para un incendio de gasolina o aceites, o no es aconsejable un extintor de CO2 para un incendio de combustibles sólidos (madera o plásticos).

Tipos de fuego principales:

Fuegos de clase A: Los fuegos cuyo combustible son sólidos. Como característica principal son los fuegos que producen brasas incandescentes como madera, papel, carbón, etc.

Fuegos de clase B: El combustible principal son líquidos o sólidos que se licuan. Este tipo de fuego arde en la superficie del líquido inflamable, que es la parte en contacto con el oxígeno del aire. Estos combustibles son aceites, gasolinas, petróleo, pinturas, etc.

Fuegos de clase C: El combustible en este caso son gases como el gas ciudad, el butano, propano, etc.

Fuegos de clase D: Lo que arde en este caso son metales. Algunos metales tienen la propiedad de arde como magnesio, sodio, aluminio en polvo. Otros arden si se encuentran en polvo o virutas. Estos fuegos son infrecuentes pero en caso de producirse debe estudiarse bien como extinguirlos por profesionales.

Esos cuatro son los tipos principales, pero se otorga la letra K a un tipo de fuego de aceites y grasas especial. Es un fuego de tipo B pero con gran cantidad de aceites y grasa y en algunos casos se le llama fuego tipo K.

A todos los tipos de fuego hay que sumarles a la hora de extinguirlos la probabilidad de riesgo eléctrico. Es un factor a tener muy en cuenta pues el riesgo sería mucho mayor. Lo primero sería desconectar la electricidad. Si hay aparatos eléctricos, electrodomésticos, etc hay que tenerlo presente.

Temas relacionados que pueden interesarte: Tipos de fuego, Tipos de extintores, Tipos de incendios, tipos de combustión

Share

Química del Fuego: Combustibles, comburentes y energía de activación

Para una correcta protección contra incendios se hace necesario conocer los distintos elementos del fuego para lograr así correcta seguridad contra incendios. Para que el fuego de produzca deben coexistir tres elementos esenciales: Combustible, un comburente y una energía para activar el fuego. Sin la existencia de uno de estos tres elementos no hay fuego. Por eso conocerlos es clave para prevenir incendios y para luchar contra ellos cuando se producen.

Combustible: Es cualquier material que en presencia de oxígeno y aplicándole una energía de activación es capaz de arder. En resumen cualquier tipo de elemento que pueda arder. Los combustibles según su categoría podemos dividirlos en:

  • Combustibles sólidos: Carbón, madera, plástico, papel, etc.
  • Combustibles líquidos: suelen ser materiales procedentes del petróleo como gasolinas, aceites y otros como alcohol, aceites vegetales, barnices, disolventes, etc.
  • Combustibles gaseosos: Los gases inflamables que todos conocemos como el butano, gas natural, propano, hidrógeno, etc.

Comburente: En la sustancia que permite que el combustible pueda arder. Hay varios comburentes pero el más normal es el oxígeno. En casi la totalidad de incendios el comburente normal es el oxigeno que esté presente en el aire en un 21%. Esto que parece obvio es importante porque en un incendio podríamos conseguir apagarlo simplemente eliminando el oxígeno.

Energía de activación: es el detonador que produce un incendio, la fuente del fuego. Es la energía necesaria para que se inicie la reacción del fuego y por tanto el incendio. Esta energía puede provenir de infinidad de acciones, objetos u otros pero lo normal son cosas como cortocircuitos, una sobrecarga eléctrica.

Conociendo los elementos del fuego sabremos que material contra incendios son apropiados para nosotros. Este material deberá servirnos para poder eliminar uno de los tres componentes del fuego, ya que eliminando tan sólo uno de ellos conseguiremos extinguir un incendio.

Share

Prevención de incendios forestales

Los incendios forestales suponen la mayor catástrofe medioambiental en España en las últimas décadas. Evitarlos y prevenirlos es trabajo de todos, desde administraciones, educadores, residentes en zonas rurales y visitantes de estas zonas.

Los ámbitos de actuación en prevención del fuego es amplio. Las administraciones y el Estado son los que deben legislar al respecto, mantener limpios los montes, realizar las acciones necesarias para evitar el fuego (cortafuegos, limpieza, desbrozado, caminos, etc).

Nosotros aquí hablamos de prevención desde el punto de vista civil y de las normas básicas que debe cumplir cualquier persona para evitar el fuego.

Consejos básicos de prevención de incendios forestales:

–         No arrojar nunca al suelo cerillas, colillas, cigarros. Tampoco deben arrojarse desde el coche (además es sancionable). Pero lo ideal para evitar cualquier tipo de riesgo es no fumar en el campo.

–         No dejar basura nunca en el campo. La basura está formada por papeles, plásticos y otros productos que pueden servir como acelerador de un incendio. Lo más peligroso son los cristales ya que pueden hacer de lupa y ser la causa directa del fuego.

–         Nunca se debe hacer fuego en el campo. Y en las zonas habilitadas para ello sólo en la época de bajo riesgo de incendios. Desde mayo hasta noviembre no debe hacerse fuego ni en las zonas habilitadas.

–         En terrenos forestales se debe evitar usar herramientas que usan gasolina o desprenden chispas como motosierras, grupos de soldadura, radiales, etc.

–         Si tiene una casa en una zona boscosa no deben usarse setos de especies que ardan con facilidad. En caso de incendio estos setos pueden ser la pequeña diferencia que haga que su casa se salve o no del incendio. La basura y los deshechos de la poda deben depositarse en los contenedores existentes para ello, amontonar este material puede provocar un incendio. No instalar las barbacoas en los límites de la finca y no usarla los días de viento, para mayor seguridad si tiene una barbacoa es conveniente tener algún extintor para evitar accidentes. Hoy en día se pueden comprar los extintores por internet el coste es de poco más de 10 euros. En nuestra web puede ver varias empresas donde comprar extintores.

–         En verano, que es cuando mayor riesgo de incendio existe, no se adentre en zonas boscosas si no las conoce. Si va a hacer senderismo o excursiones no salga de los caminos. Este consejo puede salvar su vida en caso de incendio, ya que si no conoce el terreno podría meterse en la “boca del lobo” si hay fuego.

–         Si encuentras vertederos o vertidos ilegales en zonas forestales avisa a las autoridades ya que esto suele ser motivo de incendio.

–         Durante el verano los coches o vehículos todo-terreno pueden ocasionar accidentalmente incendios. Si conducimos “campo a través” el tubo de escape en contacto con hierbas matorrales secos podrían originar un fuego. Por esto en verano no debe salir con el vehículo de los caminos señalizados y siempre aparcar el coche en una zona despejada de hierbas y matorrales.

Lea también: Como actuar frente a un incendio forestal

Share

La prevención es la mejor forma de luchar contra incendios

La prevención es la parte más importante en lo relativo al fuego. Siempre se ha dicho que la mejor forma de combatir un incendio es que no se produzca. La prevención engloba desde la educación, la revisión, el mantenimiento de equipos, seguir unas normas y cuidados básicos hasta herramientas y material para que el incendio nunca llegue a producirse.

Es por esto en nuestra web dedicaremos especial esfuerzo a la prevención de incendios. En esta sección trataremos todos los temas relativos a ello, desde normas básicas que debemos tomar en casa (especialmente si tenemos niños) muchas veces pasadas por alto. Pasaremos por las normas de prevención contra el fuego obligatorias por ley y de sentido común en empresas y establecimientos. También hablaremos de como evitar incendios forestales.

En esta sección encontrará el visitante empresas especializadas del sector donde podrá contactar para encargar estudios, presupuestos, etc del material que necesita para cumplir con la legislación.

También el usuario doméstico encontrará las normas y pautas que debe seguir y el pequeño material que podemos tener en casa para estar protegidos y como no sitios donde encontrarlo y precios. Como ejemplo un detector de humo que no necesita instalación y dura unos 10 años puede encontrarse en las tiendas especializadas online por unos 15 euros. Son cosas pequeñas y baratas que pueden evitar accidentes graves.

Share