Rociadores automáticos, como funcionan

Los rociadores automáticos contra incendio son las instalaciones fijas más usadas en la lucha contra incendios. Su gran virtud es que engloban tres aspectos fundamentales: Detección, alarma y extinción.

Los rociadores suelen llevar incorporados unas válvulas o cabezas rociadoras llamadas sprinklers. A determinada temperatura preestablecida esas válvulas se abran dejando salir el agente extintor para apagar el fuego. El agente extintor corre por un sistema de tuberías hasta las válvulas que se han abierto.

Vida útil de los rociadores:

La vida de estas instalaciones contra incendios depende del tipo de rociadores y del lugar donde estén instalados. Por rociador automaticonorma general los rociadores estándar tienen una vida útil de 50 años. Pero debemos tener en cuenta que si la instalación se encuentra en exteriores y por tanto la acción corrosiva de la lluvia, viento y otros factores atmosféricos, la vida útil puede ser menor.

Mantenimiento de los sistemas de rociadores

Como casi siempre en estos casos la empresa instaladora de materiales contra incendios rociador automaticoresponsable de nuestra instalación se encargará de las revisiones periódicas y de supervisar el buen estado de todas las válvulas y componentes de estos sistemas de extinción de incendios.

Pero nosotros debemos tener en cuanta algunos factores para la correcta conservación de lo rociadores. Es muy importante no manchar de pintura estos elementos. Al pintar las instalaciones debemos avisar a los pintores para que protejan convenientemente los rociadores y no sean inutilizados por efecto de la pintura. También es importante evitar golpes y vigilar la posible corrosión. Si un rociador ha sido afectado por golpes, pintura o corrosión debemos avisar cuanto antes a la empresa instaladora de sistemas contra incendios para que revise el rociador y en su caso que lo sustituya.

Recuerde que un rociador en mal estado por efecto de la pintura o un golpe puede tener efectos catastróficos en el edificio en caso de incendio.

El agente extintor de un sistema de rociadores automáticos dependerá del riesgo y del lugar a proteger. Los agentes pueden ser desde agua pulverizada, pasando por CO2 o algún agente extintor gaseoso. En los lugares donde el valor de los bienes es muy grande y el agua puede ocasionar tanto daño como el fuego se usarán gases tipo fm 200 o similares. Pensemos en un museo donde al agua podría dañar las pinturas tanto como el fuego.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *