Mecanismos de extinción de incendios

Los incendios se componen de cuatro componentes básicos: Combustible, Comburente, Energía de activación y Reacción en cadena. Si eliminamos uno de los 4 elementos conseguiremos la extinción del incendio. Dependiendo del elemento que pretendamos eliminar surgirán distintos mecanismos para sofocar el fuego:

Dilución: Eliminar el elemento combustible.

Sofocación: Eliminar el oxígeno (comburente), o impedir que los gases que desprenden los materiales entren en contacto directo con el oxígeno del aire. Un ejemplo puede ser una sartén ardiendo, si tapamos con una tapadera el fuego se detiene. En este sentido conviene tener una manta ignífuga ya que nos permite apagar pequeños incendios muy Rápidamente.

Enfriamiento: Esté método de extinción se basa en bajar la temperatura hasta que el material que arde deja de emitir vapores y por tanto el fuego se sofoca. Para ello debemos usar un medio extintor que sea capaz de enfriar muy rápido. El ejemplo más claro de este caso es cuando apagamos un fuego con agua.

Inhibición: Aquí se apaga el incendio rompiendo la reacción en cadena. Se trata de que no se trasmita calor de unos elementos a otros. En este caso se apagaría el incendio por medio de compuestos químicos que reaccionan con los vapores del fuego, como es el caso de halones.

Share